ANTES, DURANTE Y DESPUES DEL VIAJE

No debe olvidar algunos detalles que, aunque parezcan insignificantes, son importantes para contribuir a pasar unos días relajados y gratificantes sin incidentes.

Mirar este video de youtube

ANTES DEL VIAJE

Mira este video

Ponga (si puede) el frigorífico un par de días antes de llenarlo de alimentos. Con ello conseguirá un mejor rendicimiento desde el inicio de las vacaciones.

Si va a viajar a otro país, asegúrese de que puede obtener recambio de la bombola de gas que utiliza normalmente. Si no lo tiene claro, llévese una bombona de repuesto. si utiliza bombona grande (tipo doméstico), tendrá de sobra con una de ella, salvo que se dirija a algún país muy frío y deba utilizar la calefacción asiduamente.

No olvide el seguro de la caravana, obligatorio si lleva matrícula propia (roja). En la póliza de seguro del automóvil debe constar que lleva usted un remolque.

Logícamente, debe estar en vigor toda la documentación del automóvil y la caravana, así como los DNI o pasaportes de toda la familia.

Las tarjetas de crédito, cheques de viaje o dinero en efectivo han de estar estratégicamente repartidos entre los miembros de la familia, y en varios escondrijos del vehiculo o caravana. con esta medida evitará que cualquier eventualidad le deje repentinamente al cero.

La comprobación del correcto estado de los neumáticos y el control de su presión son necesarios para garantizar una buena circulación.

AL INICIAR LA MARCHA

En el momento de iniciar la marcha, no olvide:

- Cerrar bien todas las puertas de los armarios y altillos.

- Fijar las puertas correderas, las claraboyas de ventilación y las ventanas.

- Guardar debidamente todos los objetos sueltos.

- Colocar el seguro de la puerta del frigorífico.

- Bajar la antena de TV hasta el techo, comprobando que no sobresalga lateralmente.

- Descolgar todas las pantallas de las lámparas colgantes, para evitar golpes en el mobiliario con el balanceo.

- Poner las mesas en posición de camas, con los cojines en su lugar correspondiente.

- Enrollar las mosquiteras y oscurecedores (se evitará la posiblidad de que se disparen bruscamente por el movimiento del viaje)

- Cerrar todos los grifos de gas, incluido el de la bombona.

- Situar el avance y objetos pesados en el suelo de la caravna, sobre el eje.

- Al enganchar la caravana al automóvil hay que comprobar el correcto dacoplamiento del cabezal con la bola y el buen funcionamiento de las luces de posición y señalización.

DURANTE ELVIAJE

- No desconecte el frigorífico en ningún momento. En circulación debe funcionar a 12 v y en parada, a 220 v o gas.

- Si efectuá alguna parada (excepto para repostar combustible, aunque sea por poco tiempo, desconecte los 12 v del frigorífico, pues en un par de horas podría quedarse sin bateria.

- Si las vacaciones se componen de cortas estancias en varios lugares, cada vez que enganche la caravana, compruebe el buen funcionamiento de las luces de posición y señalización.

- Observe de cuando en cuando el estado de los neumáticos y su presión, ya que éstos son un elemento importante de su seguridad en la conducción.

- Esté muy atento a los adelantamientos (los caravanistas disponemos de menor margen de maniobra que quienes sólo llevan el automóvil). Y desconecte el aire acondicionado al iniciar la maniobra, para disponer de toda la potencia del motor.

- Si lleva la rueda jockey levantada, sin quitar, asegúrese de que no se afloje el tornillo de sujeción.

DESPUÉS DEL VIAJE

Si todo ha ido perfectamente bien, sin ningún incidente reseñable, como esperamos y deseamos, sólo le quedará disfrutar de la contemplación de las fotografías y vídeos del viaje. Eso sí, no seamos demasiado palizas con los amigos, puesto que ellos no tienen ninguna culpa de nada.

Es posible que tenga algún pequeño desperfecto sin importancia, algún cierre roto, una bisagra flora, alguna luz que no funciona, etc. Efectúe estas pequeñas reparaciones, no las deje para más adelante, ya que, de lo contrario, nos las encontremos de nuevo cuando preparemos el próximo viaje.