Cómo montar un portabicicletas

Para transportar las bicicletas con tanta seguridad y comodidad como certidumbre de eludir posibles daños en el interior del habitáculo, la solución es obtener provecho de un portabicicletas sin que la opción que te proponer está subordinada al tipo de vehículo (caravana o autocaravana).

En el caso de una autocaravana lo ubicaremos en la parte trasera de la misma, y en la parte delantera, es decir, encima de la lanza si es una caravana.

LANZA MUY CORTA

en consejo anterior está subordinada a que pueda secundarse, pues hay vehículos con la lanza muy corta y no puede instalarse el portabicicletas en el punto recomendado. En ese caso, debes colocarlo en la parte trasera del vehículo como si se tratase de una autocaravana. Por aquello de la generalidad, nuestras labores de bricolaje están orientada a instalar el portabicicletas en la parte trasera del vehículo, es decir está encaminado a propietarios con autocaravana.

El mercado es generoso con la oferta de portabicicletas, e incluso hay fabricantes que diseñan los suyos propios. Dentro de esa pluralidad hay modelos específicos para determinadas autocaravanas, singularidad que deben a su diseño especial o a la distribución, lo que es conveniente tenerlo en cuenta para elegir el más adecuado y realizar un montaje correcto y apropiado al vehículo.

NUMERO DE BICICLETAS

Otra cuestión a solventar es saber el número de bicis que tienes previsto transportar, puesto que hay portabicicletas que pueden portar hasta cuatro. Además, existen algunas versiones que no admiten railes adicionales y otras sí, matices que hacen más necesario saber cuántas bicicletas van a viajar en dicho portabicicletas.

Antes de ponernos manos a la obra es conveniente pasar revista a todas las piezas que lo componen, realizando una primera toma de contacto manual.

Para comenzar el montaje debes marcar con lápiz los puntos en los que tienes pensado instalar los soportes de anclaje. Observa si el vehículo dispone de escalera para izarnos al techo. Si es así, recuerda que el portabiclicletas no debe quedar centrado, puesto que una vez instalado y con las bicicletas alojadas en el mismo, nos será difícil acceder por la escalera al techo. Este detalle lo prevén, normalmente, los fabricantes y desplazan los refuerzos de la pared del vehículo.

DISTANCIAS

Realizadas las marcas nos ocupamos de comprobar que las distancias entre ellas, tanto en altura como en anchura, se corresponden con las que indica el manual de instalación. Por lo general, la anchura, se corresponden con las que indica el manual de instalación. Por lo general, la anchura entre soportes no puede modificarse, pero en algunos modelos de portabicicletas el fabricante del accesorio no aporta unas tolerancias de altura. En todo caso, las medidas deben ser muy precisas pues de no secundarlas, no podremos colocar el portabicicletas.

Una vez marcados y verificados los soportes debes comprobar que no encontrarás ningún obstáculo complicado de desmontar en el interior. ¿Obstáculo complicado? He aquí algunos: un espejo del cuarto de baño (suele ubicarse pegado a las paredes, con lo que, se supone, al quitarlo puede romperse. Si es así, debes realizar un falseado, del tamaño del propio espejo, para poder ocultar los tornillos del soportes), la mampara de baño (suelen ser, la gran mayoría, la misma pieza que el plato de baño, con lo que demanda sustituir una pieza muy grande y que está pegada con silicona. Si dicha pieza es de PVC existe el riesgo de que al quitarla pueda romperse, por lo que recomendamos buscar otras alternativas) o alguna pared divisoria, o cualquier otro componente difícil de desmontar. En todo caso, corrigiendo los anclajes unos centímetros muchas veces podrás librarte de grandes tareas.

 

HERRAMIENTAS Y MATERIALES

HERRAMIENTAS NECESARIAS

  • Destornillador plano y cruz
  • Juego de brocas
  • Juego de llaves fijas
  • Máquina de taladrar
  • Pistola de masilla sellador
MATERIALES NECESARIOS
  • Masilla selladora
  • Portabicicleta

TALADROS

Los soportes del portabicicletas se aprietan sin demasiados problemas, sujetándolos a la pared mediante el empleo de tornillos de métrica seis, atravesando dicha pared del vehículo. Por lo anterior es importante comprobar la accesibilidad interior de los soportes con el objeto de poder apretarlos con facilidad.

Finalizadas las tareas anteriores, realizarás los talados con el objeto de poder ubicar los tornillos de los soportes. Utiliza una broca de M6,5 (suponiendo que los tornillos a colocar son de m 6; de todas formas siempre hay que realizar el taladro 0,5 mm de diámetro más que el propio tornillo). Realizados los orificios para los tornillos te dispondrás a colocar los soportes, recordando poner masilla selladora entre el soporte y la pared del vehículo. Una vez hecho lo anterior, coloca, por la parte interior del vehículo, una plancha que hace la función de refuerzo del propio soporte y que se suministra con el kit de montaje.

TUERCAS

Para concluir debes colocar las tuerca, teniendo en cuenta que, al ser posible, sean tuercas antiblocantes o, en su defecto, grober y tuerca. Aprieta todas y coloca la tapa embellecedora de plástico.

Hecho lo anterior tan sólo te resta montar todas las piezas del portabicicletas (tal como te indica el manual de instrucciones) y apretar todos los tornillos. Para concluir, coloca el portabicicletas sobre los soportes instalados en la pared del vehículo, colocando los tornillos de sujeción del mismo.

PANEL DE CARGA

Recuerda, finalizado todo el procedimiento, que siempre que circules con el portabicicletas tienes que colocar, en la parte trasera, un panel de carga saliente, tanto si lo transportas plegado como si circulas con él desplegado.

¿ Es lo anterior una traba? Ten en cuenta que el portabicicletas es un elemento desmontable con mucha facilidad del vehículo, es decir, si no vas a transportar alguna bicicleta puedes retirarlo de los soportes del vehículo (se quedan siempre instalados en el vehículo) y dejarlo en el garaje. Si lo haces así, un esfuerzo mínimo se traducirá en evitar una prolongación, sin ninguna necesidad, de la autocaravana.

CARAVANAS

En el caso de querer instalar un portabicicletas en una caravana, recuerda que si puedes instalarlo en la lanza no necesitas realizar orificio alguno, puesto que viene acompañado de una abrazaderas metálicas. Si es imposible instalarlo encima de la lanza, debes actuar como se se tratase de una autocaravana.

Una recomendación con vitola de importantes es que no debes sobrepasar el peso que indica el fabricante del portabicicletas, comprobando que esa carga es inferior a la que puede soportar el vehículo en la zona desde está instalado, es decir que si el fabricante de la caravana indica que en la pared trasera no puedes llevar más de 50 kg, aunque el fabricante del portabicicletas asevere que puedes transportar 60 kg, siempre debes respetar lo que dice el fabricante de la caravana, que ha sido el que ha diseñado la pared para unos kilos determinados.